Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014
Imagen
Hoy hemos quedado con Patri, David, Laia y Oriol!
Nos llevamos comida a casa de los padres de David (melón con jamón, ensalada, pan de espelta, hummus...)
Comimos en la piscina de los yayos de Laia y Oriol al aire libre y después nos dimos un chapuzón.
Te reíste mucho con ellos, te empeñaste en subir y bajar sin parar la cuesta de piedra con escaleras de acceso a la casa.
Después sin más te dormiste, fuimos a pasear por Caldes de Montbuí y descubrimos un parque genial, El Parque de la Bruja le llama Laia..
De vuelta a casa, paramos en casa de los titos y nos quedamos a cenar, aunque nos fuimos pronto porque estabas muy cansado.






Picnic en Parque Francesc Macià

Hoy hemos salido a un parque precioso que está en Malgrat de Mar, se llama Francesc Macià y es muy bonito, con distintos parques en el recinto, árboles y arbustos etiquetados para pequeños botánicos en potencia, esculturas infantiles ideales para fotografiarse junto a ellas (casita seta, gomas de borrar, lápices, dulces...)
Te subiste a un tobogán como a tí te gusta hacerlo (al revés), escalaste una mini pirámide, te asombraste con las hormigas y los pájaros en los árboles, tus ojos y tu sonrisa irradiaban felicidad.
Hicimos un picnic en el merendero, llevamos ensalada de macarrones de espelta con garbanzos, pepino, pimientos de colores.. estaba buenísima!
Te quiero vida


Primeros pasos

Imagen
Hoy hemos salido con Abril, Antonio y Eva a pasear y hemos cenado en la Dona ¿y sabes qué?
Te arrancaste definitivamente a andar!
Yo disimulaba mi sorpresa y mi alegría para no darle demasiada importancia, hacerme aspavientos y quitarte así el protagonismo.
Pero a tí tampoco parecía importarte, estabas absorto, muy concentrado en desplazarte con tus piernas de silla a silla en la terraza del restaurante.
Cuando al rato te me acercaste te miré con dicha y con orgullo y me sonreiste.
Estabas feliz.
No necesitabas ayuda, ni andadores, ni que te forzáramos en posturas a las que tú mismo no estabas preparado, ni siquiera que te alentáramos a caminar, eso hubiera sido menospreciar tu instinto y tu parte animal, la que hace que hayamos evolucionado desde hace unos 6 millones de años.
No quisiste estar sentado ni jugar con tus 1.000 juguetes que te llevé, ni comer el pollo con verduras y patatas que te preparé en el Lèkue, se comió una parte Abril y otra yo.
Es por eso que estoy orgullosa de tí amor